Letra de bienvenida del Cardenal Dolan - Arzobispo de Nueva York

Hermanos y hermanas,

 

            Su Santidad el Papa Francisco publicó su encíclica, Laudato Si - Sobre la salvaguardia de la casa común, a los católicos del mundo, llamándonos a actuar en una acción completa y unificada para verdaderamente cuidar a todos los seres humanos, así como Jesús nos ha aprendido. Estas son las palabras del Santo Padre, que nos reúne hoy - en cada rincón del mundo, unidos como un solo hombre - para actuar para los niños y estudiantes de todas las edades, educados por el ministerio de la educación católica. En esta oportunidad histórica, es mi honor y mi privilegio darles la bienvenida a la ciudad de Nueva York, mientras que embarcamos hacia el Congreso Internacional de educación católica - 2019.

 

Dirigidos por la Oficina Internacional de Educación Católica, juntamos nuestras mentes, nuestros corazones y nuestras almas para celebrar el regalo de la educación que la iglesia sigue ofreciendo a los demás. Somos llamados por nuestra fe para proteger los más afectados entre nosotros. Nuestra atención toma diferentes formas en varias partes del mundo, atendiendo las necesidades de diferentes poblaciones, luchando contra desafíos únicos. Sin embargo, quizá no existe más grande necesidad universal que la de educar a los creyentes para que puedan crecer, desarrollarse y prosperar a fin de cumplir las promesas de Cristo. ¡Qué bendición estar a cargo de una responsabilidad tan importante!

 

Mientras que más de 1.000 personas se reúnen para representar a 46 millones de estudiantes, 210.000 escuelas y más de 100 países, especialmente aquellos con dificultades que desean el regalo de la educación católica, ofrezco mi alabanza al Señor y les agradezco su dirección en esta acción global.

 

Con mis mejores deseos en la oración,

 

                                   Sinceramente suyo en Cristo

 

                                                           Timothy Michael Cardenal Dolan
Arzobispo de Nueva York

Camille ChevallierComentario