Un Congreso Mundial de la Educación Católica: ¡Una oportunidad única para reunirse y compartir!

Un Congreso Mundial de la Educación Católica: ¡Una oportunidad única para reunirse y compartir!

 

En un mundo cada vez más individual, el profesor, el director, el educador se siente a menudo solo, frente a su clase, sus estudiantes y sus padres, sus colegas. Podría perder la idea de que en la educación católica hay un proyecto que une, más allá de las individualidades. Este proyecto está implementado lo mejor posible en el seno de cada institución, cada escuela y en cada clase. Cada curso debe ser el testimonio.

Pero la escuela católica también es una realidad que trasciende las fronteras. En Europa sola, son 29 organizaciones, nacionales o regionales, representantes de la enseñanza católica, procedentes de 27 países, que trabajan juntos en el CEEC (Comité Europeo para la Educación Católica). Solo en Europa, son más de 8.5 millones los estudiantes que van a escuelas católicas.

Pero esta realidad supera también los límites continentales. ¡Dentro de la OIEC (Oficina Internacional de la Educación Católica), son más de cien países los que organizan la educación católica a más de 46 millones de estudiantes en todo el mundo!

Cada cuatro años, un tiempo de compartir e intercambio se organiza en forma de un Congreso de la OIEC. En 2019, este Congreso se celebrará en Nueva York del 5 al 8 junio. El tema general, que es también el título de este congreso, “Educar al humanismo solidario para construir una “civilización del amor”. Las escuelas católicas se comprometen”, no deja duda sobre la ambición de esta reunión.

 Será una ocasión única de reunirse con colegas venidos de África, Oriente Medio, Asia, Américas, o simplemente los vecinos europeos aún desconocidos. 

Será una oportunidad para tomar un poco de tiempo con el fin de volver a poner en perspectiva nuestra práctica y las grandes referencias que las animan y que en las que se basa. 

Por fin, también será un momento para recibir y meditar la palabra que el papa François hará a la atención de los miembros del Congreso, antes del cierre del congreso en la sala de la asamblea general de la Organización de las Naciones Unidas. Este lugar será como una metáfora de la etimología de católico, que se refiere a la vocación de universalidad.

¡Venga unirse a nosotros en este congreso de Nueva York del 5 al 8 de junio, una oportunidad de apertura en el horizonte, quizás única en una carrera!

 

Guy Selderslagh

Secretario General del CEEC (Comité Europeo para la Educación Católica)

Representando a Europa en la OIEC (Oficina Internacional de Educación Católica)

Camille ChevallierComentario